5 consejos fáciles para conducir con seguridad sobre el hielo y la nieve

Por muy experto que seas en la conducción, no es fácil mantener el control del vehículo en una carretera nevada. Si vives en una zona de clima frío, lo más probable es que tus alrededores estén cubiertos de hielo y nieve durante la mayor parte del año. Por lo tanto, es crucial que aprendas a conducir un coche en carreteras y superficies resbaladizas. Si eres un adolescente novato que ha aprendido recientemente a tener el control del vehículo, entonces evita viajar en tales condiciones o inscríbete en un programa de conducción de coches en invierno.

Algunos de los consejos a seguir mientras se conduce en carreteras llenas de hielo son:


  • No te apresures
  • Por favor, no te precipites.

Salga temprano y tómese el tiempo suficiente para llegar a su destino. Como las carreteras están resbaladizas, se aconseja no conducir a gran velocidad. Antes de sacar el coche del garaje, asegúrese de calentar bien el motor. Cuando salga de viaje, limpie todos los espejos retrovisores, delanteros, el parabrisas y las ventanillas para asegurarse de que puede ver con claridad lo que viene de delante y de detrás.

  • Reduce la velocidad

Conducir en una carretera helada es bastante difícil e incluso los conductores expertos fallan la mayoría de las veces. Sólo si te mueves lentamente, puedes conseguir tener el control sobre el coche. Las altas velocidades son arriesgadas y a menudo conducen a accidentes que ponen en peligro la vida. Para estar seguro en las carreteras, conduce despacio y con cuidado.

  • Sube de marcha
  • Por ejemplo, el de la mujer que se ha quedado embarazada.

Cuando salga a conducir por carreteras heladas, asegúrese de que conduce con una marcha superior. Esto no sólo ayudará a gestionar la velocidad, sino que también permitirá al conductor mantener un mejor agarre de los neumáticos sobre las superficies y carreteras cubiertas de hielo.

  • Dale un espacio

Si vas a parar en una carretera nevada, aumenta la distancia de frenado hasta 10 veces más de lo habitual. Esta regla también es aplicable durante la conducción. Mantén siempre una gran distancia entre los vehículos que circulan delante de ti para evitar colisiones.


  • Mantén la calma en un derrape

Si te diriges hacia una zona más empinada, aplica ligeros frenos para evitar el derrape. En caso de que su coche patine, pise inmediatamente el embrague y gire el volante en dirección al derrape. Mantén la calma y endereza la dirección para seguir la carretera.

Estas son las pocas cosas que hay que tener en cuenta al conducir sobre hielo y nieve. Si eres un conductor novel que quiere aprender a conducir sobre carreteras resbaladizas, inscríbete en las clases de conducción de coches de Universal Driving.